dilluns, 20 de març de 2017

ARRIBA Y ABAJO

Como si formara parte de una coreografía... Cientos de pañuelos, abajo, despedían a familiares y amigos. Cientos de personas, arriba, intentaban localizar a los suyos entre la muchedumbre de tierra firme. El puerto de Southampton era el escenario de un acontecimiento, del que se había hecho difusión mundialmente. Y del que nadie sabía que más de un siglo después, su recuerdo permanece imborrable.

El trasatlántico, también tenía su "arriba y abajo" que diferenciaba las clases sociales. El billete..., otorgaba privilegios dependiendo de la altura.
Pero el destino es caprichoso y enigmático, y un juez desconcertante.

El hombre más rico a bordo era John Jacob Astor IV, cuya fortuna se estimaba en 85 millones de dólares, murió allá "abajo".
En algo menos de tres horas, TITANIC, desapareció succionado, poseído misteriosamente por las gélidas aguas.
Un iceberg plantó cara y jamás llegó a New York.
Cientos de sueños naufragaron "abajo".

Elelum

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta