dijous, 16 de març de 2017

LA NOCHE DEL 14 DE ABRIL

La primera noche fue estupenda y las otras tres que siguieron. Lo que no podía imaginar fue lo que pasó la cuarta noche, 14 de Abril, y es que, conocí al amor de mi vida. Su sonrisa en mí provocaba millones de sensaciones, no sabía que una persona pudiese sentir tantas cosas al mismo tiempo.

Ojalá hubiese sido distinto. Mientras nos mirábamos apoyados en la barandilla del barco, hablando de futuros planes en NY, una sacudida nos hizo caer al suelo. ¡CARL! Su sonrisa me tranquilizó, aunque yo sabía que algo iba mal. Me levantó del suelo y me besó, como si de una despedida se tratase.

Todavía puedo ver personas cayendo al mar, personas gritando. Nuestro barco impactó contra un glacial y cinco compartimentos de estribor habían sido inundados. Era cuestión de horas que aquel enorme barco quedase atrapado en el fondo del océano y con Carl en él.

Azuara

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta