dimecres, 22 de març de 2017

MAREA DE PRIMAVERA

El costillar del buque se deslizó con suavidad, sus 29 calderas y 2 máquinas alternativas le daban la fuerza necesaria.
Se dejó acariciar por aquel mar de espuma, por aquel azul que extasiado por su belleza se volvió gris. El 14 de Abril después de recorrer 1451 millas, las gélidas aguas del Atlántico seguían acunándolo, lo envolvían en un suave susurro imperceptible al oído. Luego la noche lo abrazó con su oscuridad, y la luna ausente parecía haberse aliado con aquel mar que había decidido hacerlo suyo.

Ina

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta