divendres, 17 de març de 2017

ME LLAMABA TITANIC

Apareció, de pronto,
en medio de los mares
un iceberg azul
mirándome en la noche.
Rasgó, con gesto frío,
bodegas y cuadernas,
metió el agua en un río
de lágrimas y estrellas.
Yo, que era insumergible,
el dios de las mareas,
me fui hacia los abismos
de aquella noche negra.

Estadella

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta