divendres, 17 de març de 2017

RESILIENCIA

El Titanic desaparecía como si fuera engullido en una de esas capas de arena movediza.
Tenía solo 17 años de edad, y todavía era una niña para perderse el disfrute y la emoción que te brinda la vida.
Su largo cabello fluía detrás de ella. Miró a su alrededor y creyó percibir a lo lejos a su padre desaparecido hacía años.
Le vinieron imágenes de esos innumerables días de sol montando a caballo con él, pero su mente se estaba congelando al igual que su cuerpo.
Gritó, y sus palabras fueron azotadas por el aullido del viento.
De repente, en la oscuridad, surgió un chillido ensordecedor, justo cuando varias manos se extendían hacia un bote salvavidas. Debió de ser oída por el hombre que se encontraba en la barca.
- ¿Hija?
Ella sabía que era su única oportunidad de lograr sobrevivir. Alzó la mano y gimió - "Papa".

Mary of the sea

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta