dilluns, 20 de març de 2017

TERESA

Teresa se marchaba. Había intentado con fe y positividad, con constancia y valentía, incluso con alcohol, superar aquella situación que tanto la atormentaba pero no había manera alguna.
Teresa, una de las supervivientes del naufragio del gran Titanic, vivía inmersa en un bucle de tristeza, nostalgia y angustia. Hacía ya años que sufría pesadillas devastadoras, noche tras noche. Su hermano Julián, había muerto ahogado en su camarote mientras dormía y no había día que Teresa no lo recordara. Ni los medios de comunicación, ni la película siquiera, se asemejaban algo a la realidad. El dolor que supuso para ella, aquél recuerdo grabado en sus retinas, un tatuaje de por vida a carne viva... La pena se apoderó de ella, sin más y su luz se fue apagando lentamente. "Por fin a tu lado, Julián" - y se marchó.

Pandora

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta