dilluns, 20 de març de 2017

TI-TAN TI-TAN

Algunos comprobaban en sus relojes de pulsera o de bolsillo, si ese barco - el mayor hasta la fecha que transportaba pasajeros, y por el que habían apostado - saldría con la puntualidad anunciada.

Acompasándose con las de sus esféricas máquinas, sus pulsaciones se aceleraron cuando a las 12:15 exactamente... TICTAC, TICTAC... salió el gigantesco pez de hierro del puerto de Southampton, para pavonearse, contoneándose, nudo tras nudo, surcando los mares con su paso seguro, al igual que lo hace una audaz modelo, en el debut de su primera pasarela.
Sin la más mínima sospecha ni para el pasaje ni la tripulación, trepan por la proa, tres desalmados "buscavidas", llamados: Mil novecientos doce. Abril y Quince.
TI-TAN, TI-TAN- IC- IC- Iceberg... 1513 relojes se paran.
Alguno más de 700, agradece que su "maquinaria" no estuviera en la lista negra del destino.
Final de TI-TAN- ES-peranzados.
Son supervivientes..., para siempre marcados.

Elelum

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta