divendres, 24 de març de 2017

VIOLET O HELEN

Violet entró al camarote sin llamar, como solía, para ver si descubría un equívoco, un error,  un delito, que le proporcionase algo de dinero por su silencio. Pero esta vez no eran pasajeros, sino el capitán y el timonel, apasionados. Ellos la miraron exasperados y ella huyó despavorida. En el puesto de mando la camarera se acercó al capitán y le susurró: "su mujer quiere hablar con usted". Aún no se había alejado unos pasos cuando el timonel se precipitó sobre el capitán "¡Edward, qué te ha dicho!" En ese instante el primer oficial gritó "iceberg a babor, fuerte a estribor". Robert se abalanzó sobre el timón y viró... a babor.
A bordo del Carpathia, Violet reconoce a la mujer del capitán:
- Soy Helen, la mujer de Robert, el timonel.
- Pensaba que era soltero.
- ¿Puedo sentarme a su lado?
Del consuelo llegó la complicidad y, finalmente, el amor.

Fradiabolo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta