dimecres, 19 d’abril de 2017

AQUILES

Aquiles era un pueblo grande. La gente vestía con ropa colorida y elegante.
Había una casa grande pero falta de colores y gusto, era de la familia de Francisco Guerra, el dueño de la casa.
Pero llegó el día en que su mujer le pidió el divorcio, decía que estaba cansada de aguantar sus malos tratos, que no le hiciera caso y que estuviera tanto tiempo en su trabajo.
Ella nunca pensó y nunca se imaginó que llegaría a enamorarse de otra mujer.
Maribel y su amante embarcaron en el Titanic. Era gigante y con muchos lujos, todo estaba hecho de oro y plata.
Hacía un tiempo extraño, llovía a mares, el agua entraba dentro. Lo peor de todo es que intentaron salir a la superficie pero no pudieron.
La última palabra que se dijeron Maribel y Josefina... un "Te amo" tan sincero y puro.

La mujer del pueblo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta