dimecres, 5 d’abril de 2017

DOBLE HUNDIMIENTO

Al despertar vi una carta que ponía:
"Querida Johanna,
He decidido por mi propio bien no volverte a ver ya que eres una rosa, preciosa pero dolorosa. Probablemente cuando estés leyendo esto, ya no estaré realmente aquí, pero te abrazaré en todos tus sueños. Has hecho mi sonrisa, mi mirada y mi corazón más fuertes, pero ya no pasó. No quiero que te sientas culpable, lo hago por mi bien.
¡¡TE QUIERO!! No te olvidaré.
Besos, Alex"
Me puse a correr por todo el barco, hasta que lo encontré subido a la barandilla, le cogí la mano y le estiré para dentro.
Al fin y al cabo nos moriremos o de amor o ahogados en el agua, me apretó fuerte la mano y me dijo:
"El amor es un secreto que los ojos no saben esconder" y vi como unas lágrimas caían de sus ojos.

La Estrella Fugaz

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta