dimecres, 26 d’abril de 2017

SS CALIFORNIAN

Me despierto amarrado en sudor frío. He tenido una pesadilla; otra vez. Las escenas se repiten en mi cabeza: el iceberg, la inundación y por último, los desesperados intentos de socorro de la tripulación. Yo no quería que murieran. Años después la gente sigue pensando que soy un cobarde, que no hice nada, que tuve la oportunidad de salvarlos y que miré a otro lado. Pero pocos saben toda la historia, aunque creo que si la supieran seguirían pensando igual. Ellos no vivieron las molestas transmisiones del Titanic, por las cuales desactivé el telégrafo y además, ¿quién piensa en tal desgracia cuando divisa esas bengalas en el cielo? Pero la gente sigue creyendo que yo, el capitán del SS Californian, soy una persona horrible y ahora yo también lo creo.

Airun

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta