dilluns, 24 d’abril de 2017

UNA HISTORIA MÁS DEL MAR

Hace frío... mucho frío... pero no lo siento. El vello de mis brazos sólo se eriza al ver el terror en los ojos de la gente. Mi cuerpo está temblando, pero tiembla de miedo.
Soy fuerte, tengo que serlo.

Miro al imponente témpano de hielo que inconsciente no sabe lo que ha hecho. Que sin querer ha convertido en eternos los sueños que el Titanic nos regaló.

Veo los botes alejarse inundados de lágrimas.

No soporto pensar que al amanecer la luz del sol mostrará los horrores que ahora la noche oculta.

Desespero y abro la puerta.
Mi deber ha terminado, sólo me queda soñar.
Antes de cerrar, escucho una voz que me dice:
"Suerte, Capitán".

Mi cuerpo sigue temblando, pero ahora tiembla de frío. No tengo miedo... ya no.

Jennifer

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta