dilluns, 10 d’abril de 2017

VOLVER A EMPEZAR

Estoy tumbada en la cubierta del barco y la manta que cubre mi débil y dolorido cuerpo me proporciona el calor que tanto necesito. Mis ojos, entreabiertos, van entrando en contacto con los rayos del sol pero éste no es el barco en el que debería estar. El Titanic, el famoso buque de los sueños, permanece ahora enterrado en las profundas y gélidas aguas del océano. Esa bestia marítima se llevó con ella no sólo mis sueños sino también a aquéllos a los que más amaba. Los gritos de los pasajeros todavía retumban en mis oídos y sus caras llenas del más puro terror serán para siempre una parte de mí. Ayer por la noche el océano ganó la batalla y se llevó con él a cientos de personas sin ninguna piedad. Yo he sobrevivido, ¿pero ha merecido la pena? Debo empezar otra vez, pero esta vez completamente sola.

Fanny

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta