dilluns, 15 de maig de 2017

EL DESPERTAR

Abro los ojos. El camarote está lleno de agua. Me levanto pero me cuesta andar por el balanceo del barco. Oigo un estruendo muy fuerte. Estoy en el techo del barco.
Consigo abrir la puerta, gritos de niños que buscan a sus madres y gente aterrorizada.
El agua me llega al cuello. Busco una salida, no la encuentro. Noto como mi cuerpo se hunde. Me voy a rendir.
Abro los ojos. Estoy en el suelo de mi salón, los créditos de la película Titanic aparecen en la tele.

George

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta