dilluns, 8 de maig de 2017

FRÍO AMOR

Surgió de la oscura noche entre puntos de luz brillantes en el cielo. Lo vi venir, acercarse imparable, dispuesto a romper mi soledad.
¿Qué podía hacer yo? Quise advertirle, gritar ¡Cuidado!, pero mi voz muda se perdió en la inmensidad azul.
Siguió avanzando ¡Inocente! ¿No sabes que voy a la deriva?, Que no dirijo mi destino, que fuerzas invisibles me moldean.
Nos miramos. Tan cerca que asustado quiso desviar su camino, pero ya era tarde. Su capa de acero rozó sin querer mi piel inmaculada, grabando en ella la línea roja que aún conservo. La prueba de nuestro encuentro furtivo. ¿Para qué ocultarlo? ¡Se haría público tan pronto!
Lo vi alejarse espantado. Huía de mí, de esta inmensa masa de hielo, sin sospechar que ya éramos inseparables. Nuestros destinos estaban forjados con sangre. No podía salvarse. Llevaba consigo la maldición de un beso.

Deóbrigo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta