dilluns, 8 de maig de 2017

JOHN JACOB ASTOR

"Nos hundimos. Irremediablemente".
John Jacob Astor IV no era de los que tiraban la toalla fácilmente, pero la situación había llegado a su límite. Las últimas inversiones habían ocasionado pérdidas millonarias que harían que incluso alguien tan descaradamente millonario como él, se resintiera.
La cubierta de primera clase le mostraba una realidad muy familiar. Pertenecía a esos pocos privilegiados que podían disfrutar de aquella magnífica travesía. La vida puede ser maravillosa incluso cuando uno está a punto de arruinarse.
"¿Qué piensas hacer?", le preguntó Steve, su socio y amigo.
"De momento disfrutar de este viaje. Madeleine me ha comunicado esta mañana que está embarazada, y este Glevanon que acaban de servirme está definitivamente subiéndome la moral"
"Pero... ¿nos hundimos o no nos hundimos?"
"No, ... de momento" respondió John mientras observaba la estela que el Titanic dejaba en las aguas del Atlántico.

Pucela

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta