dilluns, 22 de maig de 2017

POR UN INOCENTE

¿Era aquel el final? O por lo menos, de quienes flotaban en el agua congelada. O saltaban por la borda, sin un objetivo seguro. Muchos saltaron, moviéndose como muñecos de trapo, antes de caer con un ruido ahogado por los llantos. ¿Tenían esperanza, o la habían perdido? Unos pocos se ahogaron. Inocentes perdidos en las profundidades, vidas tiradas por la borda, literalmente. ¿Por qué iba yo en el bote? Porque podía bañarme en billetes diariamente, y jamás se acabarían. Mi vida era considerada más valiosa que las suyas. Pero nadie volvería a decidir sobre mí. Así que salté, ignorando las amenazas sin valor de mi padre. No conseguí nadar ni siete metros, el agua era como cristales que paralizaban mis movimientos. No volvería atrás, no viviría en el infierno que me esperaba. Ellos podían hacerlo, sin remordimientos. Pero yo cedí mi sitio en el bote, mi vida, por algún inocente.

Black Widow

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta