dilluns, 22 de maig de 2017

TITÁN

Titán colosal, gladiador de acero y metal, abrías las aguas como Neptuno el poderoso rey del mar, tu paso imponente iba dejando atrás una larga estela blanca como novia hacia el altar, fuiste la visión majestuosa para todos los que te pudieron contemplar, pero tanto compendio de lujos y pomposidad no te sirvieron para flotar.
Nadie pudo imaginar que en tu cuarto día de viaje inaugural, tu destino sería fatal, un gigante blanco celoso de tu resplandor te esperaba oculto en la noche como un buen ladrón, para robarte el alma y partirte en dos el corazón, él sabía donde guardabas la fragilidad aunque la llevaras escondida, por eso te hirió en un costado de manera certera y mortal. Luchaste titán, pero no pudiste aguantar las oscuras y frías aguas del océano te tragaron sin piedad, mientras tu rival frío como un témpano contemplaba tu hundimiento sonriendo vencedor.

Libélula

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta