divendres, 19 de maig de 2017

TITANIC, ¡RECUERDA PERO NO TE HUNDAS!

Una historia muy cercana a nuestro corazón donde los sentimientos corretean dentro de nuestra mente, mezclados entre ellos: dolor, tristeza, angustia...
No se podía predecir lo que pasaría en esa circunstancia, pero sí se podía evitar la velocidad a la que iba el Titanic, un barco con mucho estilo y con pocas ganas de mantenerse a flote. No llegaron a sobrevivir muchas personas que estaban allí, en ese momento a bordo, no fueron capaces de prevenir el choque contra el iceberg. Donde llegó el fin de un buen trayecto en el mar. Momentos, recuerdos varios, acabaron en la oscuridad donde lo marginal no se encuentra.

Sentimiento

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta