divendres, 19 de maig de 2017

UNA CARTA SIN RESPUESTA

Hola mama,
Las cosas en casa no van muy bien y por eso he decidido irme a comenzar de cero en otro sitio, y si te preguntas de donde he sacado el dinero del billete, he estado trabajando.
Cuando el barco zarpó, tú venías corriendo y gritando "no, no te vayas".
Una noche, me levanté y fui a la popa y vi un iceberg gigante y yo comencé a gritar ¡iceberg! ¡Iceberg! Pero nadie me hacía caso y cuando chocamos contra el iceberg, vi a mucha gente tirándose desde la barandilla del barco.
Pasaron muchas horas hasta que se comenzó a hundir, y se ahogaron muchas personas y los botes salvavidas no estaban llenos del todo, y vi cómo se alejaba mi esperanza.
Espero que la botella que tiro llegue donde quería estar yo: En casa.

M.T.P.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comenta