diumenge, d’abril 15

A LA LUZ DE LA LUNA

Era una preciosa noche de verano. Había una preciosa y enorme luna.
De repente a lo lejos, se veía un pequeño velero. La luz de la luna iluminaba una pequeña embarcación. En ella se veían a dos personas a bordo.
Había una marea muy calmada, casi no había ni olas. Pero, de pronto se empezó a remover la marea y perdí de vista a esa pequeña embarcación. Estaba sentada en un banco. Vi bajar a uno de los tripulantes que iban a bordo y se tiró al suelo. Desde donde yo estaba se oía un llanto desconsolador. Me acerqué para ver si necesitaba ayuda. Él me explicó que habían estado a punto de naufragar debido a ese pailebote centenario llamado Santa Eulalia. Se levantó, fue en dirección hacia el puerto y cabizbajo le vi desaparecer entre la oscuridad de la noche.

Petita Formigueta

Cap comentari:

Publica un comentari

Comenta