diumenge, d’abril 15

MI ÚLTIMA VÍCTIMA

Un pailebote centenario pasa rozando mi navío en el momento que consigo verme reflejado en un espejo. Toda la tarde aseándome, sintiéndome probablemente el pirata más horrible del mundo. ¿Nunca nadie pensó que el garfio que sustituye mi mano sería peligroso para mi propio ser? Todo el mundo grita cuando me ve, todo el mundo me teme. Y no soy capaz de aceptarlo, soy un pirata bueno detrás de una mala imagen. Sonrío a mi reflejo, y uso mi temido garfio para asesinar por última vez, esta vez la víctima soy yo.

Somia Truites

Cap comentari:

Publica un comentari

Comenta