dilluns, d’abril 16

LO ODIO

Odio los exámenes finales. Odio tener que pasar horas encerrada en mi habitación, tratando de concentrarme. Odio aplicar fórmulas. Odio ver el mar desde mi ventana, donde se refleja un pailebote centenario. Odio no notar los metros por segundo de su velocidad, no calcular el ángulo de las olas que lo balancean, no medir la presión que el aire ejerce contra sus velas. Odio no ser capaz de pensar en nada más que en fórmulas.

Odio que mi vida conste de aprobados y suspensos, y no de mareas y mareos. Odio no vivir en el mar.

Iloa

Cap comentari:

Publica un comentari

Comenta